Recuerdo que de niño en la escuela de música mi maestro siempre mencionaba una frase de Arturo Sandoval (uno de los mejores trompetistas en la actualidad y de todos los tiempos) que decía: “Para tocar hay que tocar”. Siempre mencionaba esto para hacerme entender que la única forma de poder tocar bien un instrumento musical, es practicando.

No hay manera que alguien pueda llegar a tocar un instrumento musical, solo por ver como otros tocan o por aprender la teoría. Claro que la teoría es importante y claro que es necesario aprender de lo que hacen los demás, pero no importa cuanto aprendas viendo o escuchando, tocar un instrumento es una habilidad y no hay de otra mas que practicar.

Cuando empece a programar leí varios libros y seguí tutoriales, pero fue hasta que me enfrente a programar algo “real”, que empece a entender bien los conceptos, a ordenar mis pensamientos y a resolver problemas por mi mismo.

La buena noticia es que si algo que intentas no resulta como lo planeabas, tal vez lo único que necesitas practicar más.